• Claudia Leno

¡Ánimo arriba!



Me preguntaban cómo hago para mantenerme motivada, con el ánimo arriba, y la verdad que creo tener algunas buenas y sanas costumbres que me ayudan mucho, así que aquí van mis secretos para ser positiva.


Primero están las decisiones de vida que he tomado, obviamente vivir frente al mar, con sol todo el año -dejando de exponerme al tráfico extremo e inseguridad permanente- aumenta mi calidad de vida y por ende mejora mi ánimo, de seguro hay algunos cambios no muy radicales que tú también puedes hacer en tu forma de vivir que te pueden ayudar; además están en este rubro la alimentación sana y hacer deporte cinco veces por semana -hasta aquí ningún misterio- pero adicionalmente hay algunos puntos que tengo detectados que me ayudan a mantenerme bien y que hoy comparto con ustedes.


1. Fíjate en quién te rodea. En el día a día evito estar cerca de gente conflictiva, renegona, peleona, tiendo a alejarme de las personas que se quejan o se victimizan, los que les gusta hablar de lo mal que está el país o el mal de salud que hoy los aqueja, los rajones que están buscándole los defectos a los demás, me terminan cargando y poniendo de mal humor, así que cuando los reconozco salgo corriendo para el otro lado. Aquí podemos incluir el fijarnos que programas de tv consumimos: espectáculos, noticieros, realities? Yo no veo tele, me corro el riesgo de no conocer a ningún personaje farandulero y de no estar muy al día con la realidad nacional pero la verdad es que vale la pena, igual en las redes hay algunas buenas páginas de noticias con la información mínima indispensable para no estar 100% perdida en cualquier conversación de actualidad.

2. Busca soluciones, no te quedes en el problema. Está bien, todos pasamos por momentos difíciles, reconoce el problema, analízalo, fíjate de dónde vino, busca soluciones creativas, acaba con él y muévete a otra cosa. No te quedes revolcándote en el barro de la autocompasión, no te lleva a ningún lado y sólo hace que el problema se prolongue por más tiempo del mínimo indispensable.

3.Aprende de cada situación que vives y si puedes también aprende de las situaciones que viven los demás. No cometas el mismo error 2 veces, interioriza y crece con cada experiencia. Aquí también incluyo el darle la debida proporción -ni más ni menos- a las situaciones, no exagerar ni sobrealucinar, no proyectar ni ponerse en escenarios catastróficos que seguramente no se darán, todo eso estresa innecesariamente, las ideas que nosotros ponemos en nuestras cabezas se cultivan ahí y luego crecen y hasta enferman, así que a revisar con que llenamos nuestra cabecita y nuestro corazón.

4. Busca lo bueno en todo -porque todo tiene uno o más aspectos positivos- y agrega a tu rutina por lo menos 2 actividades sencillas que te aporten bienestar. No importa si es la clase de yoga, nadar, un masajito relajante, tomarte ese café tan rico, salir a caminar, acariciar al gato o leer un capítulo de tu libro, lo importante es que esas actividades estén presentes cada día en tu vida porque cada día que vives es para disfrutar, de eso nos hemos olvidado, por algún motivo pensamos que todo se resume a las responsabilidades y no es así, por lo menos así no lo veo yo... a disfrutar un poquito más sin importar que día de la semana es.


Finalmente están mis botones de emergencia, los que aprieto cuando todo lo demás falla, estos son:

1. Acude a esas amistades que te saben levantar. Yo les mando el mensaje "estoy depre, necesito ánimos" y en el transcurso del día voy recibiendo sus llamadas con palabras de aliento, y como vienen de personas que me quieren mucho, me saben reconfortar, definitivamente levantan.

2. Un momento para llorar. El desahogo es un gran aliado, pon ese dramón en netflix, escucha tu lista de música más depre, lo que te funcione para sacarlo fuera de tí.

Según mi experiencia, de lo que más daña el ánimo es quedarse con emociones negativas dentro, así que desahógate, sacúdete y a seguir adelante.

3. Valora y agradece todo lo bueno en tu vida. Tus seres queridos, tu capacidad de hablar, caminar y pensar, valora tu libertad y cada gustito que te das. Valóralo todo, puede no ser perfecto, puede que te lo hayas imaginado diferente, pero a pesar de lo malo, todos tenemos mucho que agradecer y mucho que dar.


Este es, queridos lectores, mi kit básico para mantenerme con el ánimo arriba, lo importante es que cada uno se dé el tiempo de encontrar y desarrollar el suyo, somos seres humanos con necesidades diferentes pero el estar bien de ánimo debería ser para todos una necesidad y por lo tanto una prioridad.





  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White Pinterest Icon
  • White Twitter Icon
  • White YouTube Icon

© 2018 by dejamequetecuente. Proudly created with Wix.com