• Claudia Leno

Calma



Hay momentos en la vida en los que me frustro, me desespero, entro en crisis y lo único que quiero es reaccionar, gritar, patear y finalmente llorar. Para mi buena suerte cada vez me pasa menos, poquito a poco voy aprendiendo a respirar, mantenerme en calma, reflexionar y pensar.


Cada vez más, me pasa que logro tomar distancia, analizar la situación y replantear; y es que desesperándonos no se avanza, de abrumarnos no sacamos nada.

Nadie dijo que mantener la calma es fácil, pero no se puede negar que con ella todo sale mejor, con la mente alborotada es más fácil equivocarse, dejarse llevar por los impulsos y finalmente caer... justo lo que queremos evitar.


Estar en calma no tiene nada que ver con paralizarse, es meditar con madurez, es visualizar posibles escenarios, es profundizar en nuestras emociones y estudiar cómo es que estamos reaccionando, mantenernos en calma en momentos turbulentos nos permite ver lo que ocurre en perspectiva, viendo detalles que de otra forma pasarían desapercibidos. Su falta nos cuesta caro, porque al no tener paz se enferma el cuerpo, se nubla la mente y se distorsionan las emociones... mala combinación.


Por eso, en mi vida de un tiempo a esta parte, trato en las medidas de las posibilidades de tomarme todo con calma, sin prisa pero sin pausa, escuchando en mi interior, dándome cuenta de que lo que realmente importa es que el camino sea sereno, un pasito a la vez, siempre avanzando, sin desesperación; y lo cierto es que así vivo mi vida un poco mejor.




  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White Pinterest Icon
  • White Twitter Icon
  • White YouTube Icon

© 2018 by dejamequetecuente. Proudly created with Wix.com