• Claudia Leno

Dia de la Madre en Máncora

#diadelamadre, #mancora, #breakfastwithaview, #significantgifts, #momsdecisions, #trustinmom, #celebraciondiadelamadre #mothersday #mividaenmáncora #celebraciónenmáncora #celebrandoamamá



Desayuno por el día de la madre

Son las diez de la mañana y ya estoy de vuelta en casa, vengo de dejar a mis gemelos en su clase de surf, lo cual -junto con dibujar y montar skate- es lo que más disfrutan de vivir en Máncora. Es increíble cómo han progresado y lo bien que la pasan, el hecho de que puedan hacer este deporte casi a diario, como parte de la currícula del colegio, es algo que valoramos mucho. Lo primero que hacen los chicos al empezar la clase es calentar en la arena, luego entran al mar adaptándose a la temperatura y renegando un poquitín si el agua está menos que tibia. Desde que empezaron esta rutina hace un año, han tenido sus buenos revolcones, se han golpeado contra las piedras y les ha picado mas de una malagua, pero no se amilanan, no sé si por que no les duele o por que se aguantan, la cuestión es que siguen surfeando. Ya están empezando a hacer sus primeras piruetas sobre la tabla, si vieran sus caritas cuando logran hacer alguna maniobra, eso es en definitiva la felicidad para ellos.Y pensar que cuando vivíamos en Lima no eran mucho de mar, siempre había una buena excusa para meterse al agua sólo un ratito... como han cambiado, no saben el gusto que me da.


Ayer fue el día de la madre, la pasé muy apapachada no sólo por mi esposo e hijos sino también por mi mamá que está de visita en Máncora. El festejo fue sencillo, desayuno en la terraza del Pápamo´s mirando el mar, comiendo waffles con miel y tomándonos un milkshake de chocolate. Luego nos fuimos a la playita para el respectivo baño de mar y finalmente subimos a almorzar la lasaña que mi mamá prepara y que yo siempre prometo aprender aunque a este paso, primero aprenderá mi hija, ella sueña con esa lasaña.

Las celebraciones del día de la madre empezaron el viernes con la actuación en el colegio de mis hijos, las mamás llegamos todas muy arregladitas como para la ocasión, los papás llegaron vestidos como siempre. A mi querido esposo -como a la mayoría de los hombres en Máncora- se le dificulta mucho salir de la siguiente vestimenta: ropa de baño tipo boardshort, bbd, slaps y gorra surfer; me imagino que debe ser comodísimo andar mañana, tarde y noche vestido así, pero de vez en cuando, aunque sea para la actuación del día de la madre en el colegio, me pongo un poco exigente, logrando cambiarle el bbd por un polo y eliminar la gorra, con eso me doy por bien servida, si se pusiera un short en lugar de la ropa de baño estaría elegantísimo. Los niños cantaron y las niñas bailaron, mis hijos son cero fanáticos de las actuaciones, siempre ha sido así, se pararon en el estrado con actitud de "tierra trágame" hasta que encontraron con la mirada a su papá al fondo del público y empezaron a bromear a la distancia, los papás que estaban todos juntos empezaron a celebrar la chacota y se generó un poco de desorden, pero mis hijos se relajaron y creo que salió mejor así, yo bien sentada con las demás mamás, como si no pasara nada. Al final, las palabras de la directora agradeciendo a todos -aunque a la única que hay que agradecer es a ella por crear ese hermoso colegio que si bien está recién empezando, es una promesa de educación diferente en esta zona del país, full Montessori- y para cerrar una mesa llena de sanguchitos y deliciosos dulces para compartir, la pasamos lindo.


En las fechas especiales mis hijos se esfuerzan para hacer los dibujos más bonitos, demostrándome a través de ellos todo su cariño. Las cartas que me escribieron son hermosas, me hicieron sentir especial, y cuando -casi a diario- los veo vencer sus límites, me sorprendo de la madurez con la que están creciendo y de su capacidad de discernir lo que es importante. SI hoy tuviera que autoevaluarme como mamá, podría concluir con satisfacción que estoy guiando a mis tres hijos por el camino que mi esposo y yo consideramos correcto, dándole prioridad a las cosas sencillas pero valiosas de la vida, respetando a quienes conviven con nosotros y colaborando con nuestra comunidad. Ojalá pueda pasar mas días de la madre como este, en equilibrio y junto a quienes más quiero. Finalmente, le deseo a todas las madres que leen mi blog -y a las que no lo leen también- la sabiduría para guiar a sus hijos por el camino que a ellos les traerá más satisfacciones, de esas que son las que verdaderamente importan, que no sólo traen alegría sino también están acompañadas de paz en el corazón. ¡Feliz día de la madre!

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White Pinterest Icon
  • White Twitter Icon
  • White YouTube Icon

© 2018 by dejamequetecuente. Proudly created with Wix.com