• Claudia Leno

La eterna víctima



Nuestra actitud ante las cosas va a marcar la manera como vivimos nuestros días, algunas actitudes son más positivas, productivas y enriquecedoras que otras, hoy hablaremos del victimismo y cómo afecta nuestra forma de afrontar las situaciones, cómo nos relacionamos y cómo vemos el mundo.


El victimismo trae pesimismo, debilidad y negatividad, y nos impide afrontar con madurez los retos que llegan a nuestra vida.

Cada uno de nosotros está en la libertad de decidir si encara las situaciones con actitud proactiva o como víctima, aún cuando realmente se haya sido víctima de alguna circunstancia, está en cada uno decidir sentirse de tal o cual manera.

El victimista está en permanente pleito con el mundo, con la vida, sosteniendo una guerra que nunca puede ganar, sosteniendo como su principal herramienta para obtener lo que desea a la manipulación.


¿Cómo podemos darnos cuenta que estamos actuando con actitud de víctima?

Por que nos centramos en el problema y no en la solución, le damos mil vueltas a cómo sucedieron las cosas, nos quedamos amarrados al pasado, buscamos el origen del problema una y otra vez, analizamos las causas, nos atracamos en todos los "por que".

Lo cierto es que permanecer mucho tiempo en este modo, sólo nos genera frustración y resentimiento, una vez más nos conectamos sólo con emociones negativas que no nos permiten crecer a partir del problema, nos dejan atascados y nos impiden avanzar.


Cuando nos ponemos en modo víctima, lo único que importa es cómo nosotros vemos la situación, ningún otro ángulo es válido, yo tengo la razón y los demás están equivocados.

Según la mirada de una persona con actitud de víctima, son los otros, los que están afuera, los responsables de la situación; son ellos los que han generado el problema, son ellos los que deben cambiar, yo no.

Y eso perpetúa la idea de que yo no soy responsable de nada de lo que ocurre, inconscientemente lo que estamos diciendo es que los demás tienen la obligación de hacerme sentir cómo yo quiero sentirme, por lo tanto yo me siento cómo me hacen sentir y no como yo decido sentirme.


Quien se encuentra en estado de víctima, se dedica a criticar y juzgar al resto, se enfoca afuera en lugar de mirarse a sí mismo primero, impidiendo ver los errores en uno mismo, agrandando los defectos de los demás y minimizando nuestras propias responsabilidades.

La eterna víctima distorsiona la realidad, se pone en la posición de quien tiene al mundo entero en su contra, sin asumir responsabilidad alguna pretende que el resto cambie, se adecue a su voluntad y corrija su conducta, y si no sucede así es por que le quieren hacer daño.


Entonces, ¿Qué debemos hacer para salir de la posición de víctima?

Primero debemos tomar responsabilidad, debemos darnos cuenta que nosotros mismos somos quienes decidimos qué actitud tener ante los problemas y adversidades, y que la respuesta que nosotros generemos traerá como consecuencia lo que de ahí suceda.


También debemos salir del pasado, por que es lo que nos ata a la culpabilidad.

Debemos darnos cuenta que el pasado no se puede modificar, no se puede revivir, que pertenece a otro tiempo; que los cambios que queremos se generan a partir de hoy, en el presente, y de cara al futuro.


Para salir de la posición de víctima también debemos ser conscientes de qué es lo que estamos obteniendo al permanecer ahí, tal vez sea atención, cariño, comprensión, protección o contención; y debemos tratar de conseguir toda esa ganancia desarrollando otro tipo de emociones. ¿Cómo puedo conseguir cariño, atención, sin recurrir al victimismo?


Puede ser que sentirte víctima haya sido justificado en algún punto de tu vida, pero no podemos caer en el círculo vicioso que conlleva perpetuar por siempre el victimismo.

Es momento de romper con esos patrones y de empezar a tomar responsabilidad sobre nuestras emociones y tomar las acciones para sentirnos como nos queremos sentir, el momento de hacerlo es ahora.









  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon

© 2018 by dejamequetecuente. Proudly created with Wix.com