• Claudia Leno

la herida de abandono



Las heridas nos impiden desenvolvernos sanamente, nos hacen ver la realidad desde una perspectiva sesgada, nos hacen buscar en las situaciones, la manera de confirmar nuestras creencias para así perpetuarnos en ellas, generándonos un permanente malestar.

Cuando no trabajamos nuestras heridas, cuando no tratamos de curarlas, tendemos a repetir la misma historia una y otra vez, sintiéndonos de la misma manera siempre, repitiendo patrones.


A pesar de que estas heridas viven manifestándose en nosotros, muchas veces no somos conscientes de que las tenemos, así que en las próximas semanas exploraremos las 5 heridas más comunes, comenzando hoy, con el abandono.


Si te cuesta poner límites y expresar tus necesidades, si prefieres insistir en relaciones negativas que estar sola, si te sientes permanentemente desvalorada por los demás, si careces de la sensación de merecimiento, si cultivas relaciones codependientes, si vives en el rencor recordando quién te hirió, si buscas a toda costa atención, si te angustia pensar en no tener a alguien a tu lado, déjame decirte que seguramente tu herida es la de abandono.


La herida del abandono está relacionada al afecto, y las creencias alrededor de ella nos dicen que nos dejan por que no nos quieren, y no nos quieren por que no somos lo suficientemente buenos para ser amados, creemos que no somos merecedores del amor que perdura, que se queda.

Nos hace desvivirnos para retener a las personas importantes y nos hace pensar que somos víctimas de cada situación.


El primer paso para sanar una herida es la toma de consciencia, el siguiente paso es la aceptación. Mientras no aceptes que tienes una herida que está abierta, mientras no observes tu dolor, lo que te hace sentir y cómo te hace actuar, no podrá haber curación.


Trabaja en tu autoestima, desarrolla tu capacidad para sentirte independiente, aprende a automotivarte, sin necesidad de que la motivación venga de afuera.

Nada cambia de la noche a la mañana, no hay herida que se cure de un día para el otro, pero con perseverancia y consciencia podremos ver que en el largo plazo se consigue sanar lo que en otro tiempo dolió.


Empieza a mirarte con amor, a sentirte orgullosa de tí misma, a reconocer tu valor, eres una persona que merece todo lo bueno que la vida tiene para ofrecer, acéptalo y agradece.




  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon

© 2018 by dejamequetecuente. Proudly created with Wix.com