• Claudia Leno

Mi perro Tupac


Aunque no he escrito nunca de él, Tupac es un miembro de mi núcleo familiar.

Llegó a nuestras vidas hace más de 9 años, cuando lo adoptamos siendo un bebé. Obviamente se robó nuestros corazones en un dos por tres, y con sus cortos 40 cms de alto ocupó el lugar del guardián.


Tan en serio se ha tomado su posición a lo largo de los años, que a estas alturas de su vida ya no tiene voz -se la ladró y gruñó toda- lo cual, no lo vamos a negar, resulta muy conveniente para la convivencia de departamento.

Tupac nos ha acompañado -a mis hijos y a mí- en buena parte de nuestro recorrido, es fuente de permanente ternura y compañía, él siempre está activo y feliz; y se mantiene joven aunque pasen los años.


Mi perro Tupac logra que quien lo conozca le agarre cariño, produce amor en los corazones, es un perro que ha madurado, no se hace problemas, y aunque no busca pleito en los parques, tiene una gran debilidad por ir marcando territorio a cada paso que da.


Gracias Tupac por ser el compañero ideal, perrito lindo y feliz, todavía nos queda mucho por vivir.

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White Pinterest Icon
  • White Twitter Icon
  • White YouTube Icon

© 2018 by dejamequetecuente. Proudly created with Wix.com