• Claudia Leno

Mi relación con la playa

#diadeplaya #vamosalaplaya #playa #miplaya #mancora #mancorastyle


Dia de playa en Máncora

Si se preguntan si viviendo en Máncora voy a la playa todos los días, la respuesta es no.

A pesar de tenerla siempre a escasos metros de mí, bajo a la playa en plan de tomar sol en bikini, una o dos veces por semana, claro que eso no quita que igual disfrute de ella de muchas otras maneras.

Su sonido -que se vuelve mi silencio- me acompaña mañana, tarde y noche, supongo yo que brindándome, sin darme cuenta, un poco de la paz con la que cuento en mi vida.

Disfrutar del mar desde mi casa, mientras hago mis cosas de arriba a abajo, es como poner en su real perspectiva todo... al final del día me quedo con la experiencia de disfrutar mis días sin prisa pero sin pausa, en permanente armonía con el lugar maravilloso en el que decidí vivir con mi familia.


Basta con dar una mirada al mar para darme cuenta de la suerte que tengo de convivir con esta naturaleza abrumadora, en mi cara, todo el tiempo. Esa vista del mar, me hace recordar que nada vale la pena tanto como para complicarse la vida, como para andar molesta o como para renegar, para mí, lo importante es mantenerlo simple.


Cuando voy manejando, me gusta ir lentito por la zona del muelle, me quedo mirando los barquitos, la gente bañándose y las gaviotas. Algunas noches regresando de algún lado, me gano con la luna justo en esa zona y tengo que sobreparar a mirarla aunque sea unos segundos... no se puede hacer nada más que rendirse ante tanta belleza, ante toda esa perfección y no puedo más que agradecer por vivir esos pequeños momentos que endulzan.


Mis caminatas matutinas por la orilla me dan otras satisfacciones, como la de jugar con mi perra Allqa, cuando le tiro el palito al agua y ella lo recoge mientras se baña con gran placer. Ver las conchitas, piedras y cangrejos, conversar de pasadita con el señor que vende sombreros o saludar al heladero -los mismos de toda la vida- es parte de lo que espero y disfruto de la caminata. Todo eso y la sensación de libertad de poder caminar y caminar hasta que simplemente me provoque regresar, sin necesidad de más compañía que mi música y mi Allqa... esa libertad, la recuerdan?


Mi relación con la playa y el mar se construye y se fortalece al mismo tiempo, siempre con esa presencia latente que abraza, con la energía que despliega.

No se si en esta etapa de mi vida podría alejarme por mucho tiempo de este arrullo que me acompaña cuando el mar suena, no se si después de vivir como estoy viviendo, podría vivir de otra manera.


  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White Pinterest Icon
  • White Twitter Icon
  • White YouTube Icon

© 2018 by dejamequetecuente. Proudly created with Wix.com